El "sesgo del presente": el mayor impedimento para alcanzar tus sueños 😨

Es increíble como nuestro cerebro está acostumbrado al cortoplacismo o "sesgo del presente". Déjenme explicarme con un ejemplo...


Cuando tenemos un mal día, ¿Qué es lo primero que hacemos? Necesitamos de una victoria inmediata, llámese una torta de chocolate del tamaño de tu cabeza, ver una película hecha bolita en tu cama, entre otras cosas.


Y está súper bien, sobre todo en esos casos; sin embargo, puede que este comportamiento común también se extrapole a otros momentos de nuestra vida interviniendo algunos de nuestros más profundos deseos.


El "sesgo del presente" o "deseo cortoplacista" refiere a la tendencia mental de priorizar las necesidades de corto plazo sobre las de largo aliento. De hecho, según el psicólogo y profesor Hal Hershfield de la universidad de California:


No fuimos diseñados para pensar hacia el futuro porque necesitábamos enfocarnos en proveer para nosotros mismos en el aquí y ahora.


Si lo llevamos a un ejemplo sencillo, en la prehistoria, cuando éramos cavernícolas, era más importante huir de un gran oso rabioso, que el construir una choza para ti y tus futuros herederos.


Ahora que entendemos de donde viene, tenemos que estar alerta, ya que este sesgo muchas veces "inconsciente" puede llegar a perjudicarnos. La doctora Julie Smith, especialista en psicología clínica, menciona que hay 3 grandes señales para que el "sesgo del presente" se convierta en auto-sabotaje:


1. Procrastinación, la cual viene de la raíz latina procrastināre que significa "postergar algo para mañana". La doctora Fuschia Sirois, profesora de Psicología en la Universidad de Sheffield, menciona que se da por una incapacidad para manejar estados de ánimo negativos en torno a una tarea.

2. Hacer promesas a uno mismo y luego romperlas, esto se debe a que nuestros cerebros siempre están buscando recompensas relativas. Si realmente no hay un compromiso o un gran recompensa detrás de la meta a largo plazo, no tendremos la motivación suficiente para alcanzarla.
Un clásico ejemplo es que para la mayoría de mujeres bajar de peso es complicado; sin embargo, cuando hay una gran meta detrás como el "adelgazar para su boda" el reto se vuelve más apetecible.

3. Priorizar el confort sobre el progreso, como lo comenté líneas arriba, sea cual sea la meta, si no contamos con un una gran recompensa al final del túnel, va a ser mucho más probable que busquemos el confort vs. el progreso. Una gran táctica para evitar este comportamiento es la estrategia de "Quick wins" o "victorias rápidas" que se basa en establecer hitos de progreso con pequeñas recompensas.
Bajo el ejemplo anterior, un "quick win" podría ser que cada 2 semanas, la persona en cuestión pueda darse una "comida de descanso" en la que pueda comer lo que desee.


Si te has sentido así o has detectado alguna de estas señales, es momento de re priorizar nuestros objetivos y mapear mucho mejor nuestros comportamientos.


El cortoplacismo o el "sesgo del presente" son el mayor impedimento para cumplir nuestros sueños, ya que se traducen en "autotraiciones" que se van acumulando con el tiempo. Nos convencemos a nosotros mismos de dejar cosas que son realmente importantes para nosotros por el miedo o conjunto de emociones que representaría realmente alcanzarlas.


Con el tiempo, las autotraiciones acumuladas, van formando una capa gruesa que nos impide retomar la confianza y esperanza en nosotros mismos, evitando que queramos intentar o probar nuevas cosas.


Para poder evitarlo, te comparto aquí 5 tips sencillos:


  • Escribe tus metas: Si no sabes qué quieres, es muy improbable que lo obtengas.
  • Relaciona una recompensa con cada una de tus metas:
    El compromiso es una de las fuerzas más poderosas del ser humano.
  • Arma un plan: Si bien sabemos que no todo surge tal cual al plan, este te dará un camino trazado al cual recurrir cuando te sientas perdido.
  • Mantén un récord de tus logros aunque sean pequeños: Van a haber días en los que nos sintamos atascados o que no hemos avanzado. Releer tus logros te ayudará a recordar cuanto has avanzado y por qué empezaste.
  • Ten un círculo de apoyo: dicen qué el peor enemigo de uno, es uno mismo. Rodéate o acude a personas que puedan ayudarte recordar lo valios@ que eres.

  • Mi mejor consejo siempre será:


    "Seamos consientes de nuestros comportamientos y de nuestro cuerpo"


    Muchas veces ignoramos estas señales y luego nos preguntamos por qué no estamos donde queremos. Recuerda, una vida consciente es la clave de una vida exitosa.